Caja gourmet francesa de Haute-Vienne, gastronomía de Lemosín

La Gourmet Box te lleva al Lemosín, tierra de ganadería, aunque no solo eso, como vas a descubrir. ¡Una caja gourmet imprescindible para los sibaritas ávidos de buenas sorpresas culinarias!

Contenido de nuestra caja gourmet francesa de Limosín :

• Bière artisanale du Limousin, L'Ambrée 7º (33 cl),
• Cerveza artesanal del Lemosín, L'Ambrée 7° (33 cl),
• Cerveza artesanal del Lemosín, La triple rubia Grand Cru 10° (33 cl),
• Paté de campo lemosino de cerdo con trozos de castaña (180 g),
• Paté agridulce casero de Lemosín con cerdo, pato y trocitos de manzana (180 g),
• Cremosa y sabrosa morcilla para untar hecha con 100 % de carne de cerdo Cul Noir de Lemosín (90 g),
• El tradicional confit de cerdo del Lemosín (350 g) Cremosa miel de flores silvestres del Lemosín de los montes de Ambazac (300 g),
• Fundente crema de castañas del Lemosín (200 g),
• El emblemático Pruneau de Saint-Léonard-de-Noblat (12 unidades)

Detalles sobre los productos que componen nuestra cesta gourmet y sobre nuestros pequeños artesanos aquí.

No está disponible

LA caja Gourmet francesa de la región de Lemosín POR LA GOURMET BOX, LA GASTRONOMÍA GENEROSA de Lemosín EN UNA CAJA EXCEPCIONAL

Una caja gourmet que te llevará a descubrir la gastronomía de Lemosín con muy gratas sorpresas…

Cerveza artesanal del Lemosín, L'Ambrée 7° (33 cl).

biere-arisanale-ambrée-lemoviceCervesería artesanal: Lemovice.

Puede que el vino del Limousin no sea el mejor de Francia, pero hemos encontrado una pequeña cervecería artesanal que trabaja muy bien. La Brasserie Lémovice, fundada en 2003 en el Alto Lemosín, ofrece una gama de cervezas artesanales de alta fermentación muy logradas.

Para empezar la degustación, te ofrecemos su cerveza ámbar, ligeramente lupulada y tostada. Una delicia realmente agradable, para tomar fría a la hora del aperitivo.

 
Cerveza artesanal del Lemosín, La triple rubia Grand Cru 10° (33 cl)

biere-artisanale-triple-grand-cru-lemoviceCervecería artesanal: Lemovice.

Para continuar la degustación, nos hemos enamorado de esta cerveza rubia triple. Un bonito color dorado adorna esta cerveza muy gastronómica, con una hermosa gama de sabores en la boca. No solo se elabora con excelentes ingredientes (malta de cebada y lúpulo), sino que además se añeja durante varios meses en barriles de bourbon, lo que le confiere una asombrosa complejidad aromática. Fue difícil obtener este elixir porque es una cuvée escasa y muy codiciada...

Es perfecta para acompañar tu comida... del Lemosín, por supuesto.

 
Paté de campo lemosino de cerdo con trozos de castaña (180 g)

terrine-artisanale-campagne-chataigneArtesano: Conserverie des Tuilières Arnaud.

El Lemosín es una gran tierra para la ganadería, pero también abundan los castaños. Este árbol se plantaba inicialmente para extraer su madera, que se utilizaba para construir vallas para el ganado. Poco a poco, ha crecido el interés por la propia castaña. En este cremoso paté sin colorantes ni conservantes la encontramos resaltando maravillosamente su sabor.

Es el aperitivo ideal para comenzar a descubrir esta tierra con un buen trozo de pan.

 
Paté agridulce casero de Lemosín con cerdo, pato y trocitos de manzana (180 g)

terrine-artisanale-canard-pommesArtesano: La Ferme du Crauloup

El placer de un paté de pato bien hecho por un artesano especializado en el pato, con excelentes materias primas, el contraste del toque picante de la manzana y, por supuesto, sin conservantes.

Sobre una rebanada de pan, este delicioso paté es ideal para iniciar tu viaje gastronómico al Lemosín.

 
Cremosa y sabrosa morcilla para untar hecha con 100 % de carne de cerdo Cul Noir de Lemosín (90 g)

boudin-cul-noirArtesano: Écusson Noir.

¡Qué nombre tan bonito! La raza de cerdo Cul Noir (“culo negro”) es una de las últimas seis razas locales de cerdo francés y se cría casi exclusivamente en la región lemosina. De origen ibérico, su nombre viene del hecho de que literalmente tiene el “culo negro”, mientras que el nuestro tiene las patas negras. Se cría al aire libre (lo cual es muy, muy poco habitual hoy en día), en un reducido número: hay unas 200 cerdas en toda Francia, principalmente en la región del Lemosín.

Queríamos que lo descubrieras a través de este boudin, una especie de morcilla gourmet hecha por nuestro artesano. Toda una delicia que poco tiene que ver con la agricultura industrial.

 
El tradicional confit de cerdo del Lemosín a la antigua como en el Périgord - Dordoña (350 g)

confit-porc-artisanal-limousinArtesano: Conserverie artisanale Paul Larédy.

El confit de cerdo o enchaud es un lomo de cerdo picado con ajo y confitado en grasa de pato. La tradición exige que se sirva frío, con ensalada o patatas fritas. Sírvelo con la fina jalea que lo rodea, ¡un verdadero placer!

También puedes probarlo caliente en una salsa de vino, por ejemplo.

 
Cremosa miel de flores silvestres del Lemosín de los montes de Ambazac (300 g)

miel-fedon-limousinApicultor: Maison familiale, Fedon Apiculture.

Los paisajes esencialmente forestales de los montes de Ambazac, que alcanzan los 700 m de altitud, ofrecen a las abejas una multitud de flores silvestres de las que extraen el polen en verano. Cosechada a finales de julio, esta miel de color caramelo claro es una deliciosa mezcla de fragancias y sabores de la región de Lemosín.

Sencillamente espectacular para los enamorados de la miel como nosotros.

 
Fundente crema de castañas del Lemosín (200 g)

creme-marron-bioArtesano: Le Verger de Quinsac.

La castaña de Lemosín está empezando a ocupar un espacio interesante en la producción francesa, por lo que hemos querido ofrecerte esta excelente crema de castañas orgánica, en la que el azúcar no oculta el sabor de la fruta, como suele ocurrir con las cremas de castañas industriales.

¡Cuchara en mano y a disfrutar!

 
El emblemático Pruneau de Saint-Léonard-de-Noblat, pequeña ciruela morada confitada en azúcar (12 unidades)

pruneau-saint-leonardArtesano confitero: Vincent Coignac, Artisan Gourmand du Limousin.

La jugosa y dulce ciruela de Saint-Léonard es una antigua variedad de ciruela de Lemosín que se ha convertido en la reina de la localidad. En el pasado, uno de los métodos más utilizados para preservar la fruta era sumergirla en sucesivos baños de azúcar. Así es como se conservaron estas deliciosas ciruelas, y junto con el mazapán se convirtieron en el emblema gastronómico de la ciudad de Saint-Léonard.

Hoy en día los confiteros que siguen haciendo este manjar son muy pocos y las ciruelas de Saint Léonard de nuestro artesano Vincent Coignac son para nosotros una pura delicia que los paladares más exquisitos no se pueden perder.

 

¡Bon Voyage por el Lemosín gourmet!