Cesta gourmet francesa de Navidad, gastronomía de Tarn-et-Garonne

Para estas navidades, La Gourmet Box ha decidido llevarte a descubrir un gran terroir de la gastronomía francesa. Ponemos rumbo a Tarn-et-Garonne, menos conocida que sus prestigiosos vecinos de los departamentos de Gers o Quercy, pero que nos ofreció unos deliciosos descubrimientos: la riqueza de la cocina del suroeste elaborada por magníficos artesanos. Para Navidad no te puedes perder esta cesta gourmet bajo ningún concepto. Bon Appétit!

Contenido de nuestra cesta gourmet francesa de Navidad:

• Cadis, vino tinto de la D.O. Saint-Sardos 2018 (75 cl.)
• Paté casero de granja con foie gras de pato 40 % (125 g)
• Encurtidos variados artesanales (150 g)
• Paté gourmet de cerdo, condimentado con trozos de tomates secos (200 g)
• Tradicional guiso de pato con vino tinto a la antigua (600 g)
• Tiernas ciruelas pasas de Agen en almíbar finamente aromatizadas con cáscara de naranja y vainilla Bourbon (360 g)
• El histórico caramelo Boulet de Montauban (180 g).

Detalles sobre los productos que componen nuestra cesta gourmet de navidad y sobre nuestros pequeños artesanos aquí.

No está disponible

LA cesta Gourmet francesa de Navidad de la región de Tarn-et-Garonne POR LA GOURMET BOX, LA GASTRONOMÍA GENEROSA del suroeste de Francia EN UNA Cesta EXCEPCIONAL

Una caja gourmet de Navidad que te llevará a descubrir la gastronomía de la región de Tarn-et-Garonne con muy gratas sorpresas…

Cadis, vino tinto de la D.O. de Saint-Sardos 2018 (75 cl)

vin-tarn-et-garonne-saint-sardosBodega: Vignerons de Saint-Sardos.

Hemos querido darte a conocer los vinos del viñedo de Saint-Sardos porque es el único en Francia que asocia las uvas Syrah y Tannat en sus ensamblajes. La finura especiada de la primera y la potencia de la segunda dan vinos complejos e intensos, hermosos caldos del terruño.

Las viñas orientadas al sur-suroeste tienen un rendimiento naturalmente bajo que permite obtener una concentración de la expresión de las tierras de Saint-Sardos. Es un vino rico que tiene una muy bonita armonía aromática, duración y equilibrio en la boca y que acompañará acertadamente la degustación de tu cesta gourmet de Navidad. ¡Salud!

Degustar ligeramente fresco.

 
Paté casero de granja con foie gras de pato 40 % (125 g)

pate-foie-gras-tarn-et-garonneGranja artesanal: La ferme de la Grand Borde, Gaetan Coureau.

A las puertas del Gers, la tierra del foie gras por excelencia, la granja de la Grande Borde se extiende en 3 hectáreas de laderas de Lomagnols, rodeada de cultivos de cereales. Se dedican en familia a la cría de patos gordos, los famosos patos cebados, la joya de la gastronomía del suroeste.

Conscientes de que la calidad de la carne del animal depende de su bienestar, pero sobre todo de su foie gras, hacen las cosas bien: sus patos son criados al aire libre, alimentados con los cereales de su granja y luego cebados con maíz blanco y amarillo entero a la manera tradicional. Luego transforman estos magníficos patos cebados en deliciosos productos gastronómicos en el acto. Ya nos contarás tu experiencia culinaria al probar este paté, que con un 40 % de hígado de pato es casi un foie gras.

Una pura delicia en pequeñas tostadas, con un poco de sal y pimienta.

 
Encurtidos variados (150 g)

farandole-legume-picklesArtisan: Les Richesses de la Terre, Famille Schievene.

Éric cultivaba a las puertas de Montauban hermosas verduras bañadas por el sol en agricultura sostenible. Un día se preguntó por qué no transformarlas en productos gourmet. La familia lo hizo, y aquí tienes unos deliciosos encurtidos de una selección de sus mejores verduras.

Disfruta de la consistencia perfecta y de su gran sabor, ya nos contarás. Otra mirada a las verduras te espera para las navidades.

 
Paté gourmet de cerdo, condimentado con trozos de tomates secos (200 g)

terrine-artisanale-tarn-et-garonneArtesano: MICOULEAU, conserverie artisanale & familiale, Françoise Dirat, Nicole - André Micouleau et Jean-Claude Micouleau.

Ganador del Premio a la Excelencia del Concurso General Agrícola 2017, nuestro artesano ha trabajado con su familia durante generaciones para mejorar el patrimonio gastronómico del suroeste.

Para un buen aperitivo navideño, prueba su excelente paté de cerdo sin colorantes ni conservantes combinado con el sabor ligeramente ácido del tomate. ¡Una verdadera delicia para el aperitivo!

 
Tradicional guiso de pato con vino tinto a la antigua (600 g)

civet-canard-artisanalArtesano: La ferme de la Grand Borde, Gaetan Coureau.

No podía faltar un plato navideño típicamente francés para la Navidad. Nuestro artesano saca lo mejor de los patos criados por él en un guiso muy sabroso. La sangre del pato mezclada con vino tinto y algunos pequeños secretos en una cocción a fuego lento durante unas horas hacen una salsa absolutamente deliciosa.

Un excelente plato, rico en sabor, que no puedes tardar en descubrir para estas navidades. Calentar a fuego lento en una sartén o al baño maría y servir con pasta, arroz o patatas al vapor, como más te guste.

 
Tiernas ciruelas pasas de Agen en almíbar finamente aromatizadas con cáscara de naranja y vainilla Bourbon (360 g)

pruneaux-agens-artisanauxArtisan: Ferme familiale Vergers de Touticaut, Sabine et Hervé Maury.

Sabine y Hervé transforman los hermosos frutos de su huerta en deliciosos productos gourmet. Si conoces las ciruelas de Agen, tienes que probar estas. Son esponjosas y se dejan macerar en un sirope poco azucarado y perfumado con cáscara de naranja confitada y un toque de vainilla Bourbon. ¡Pronto solo se hablará de las ciruelas de Touticaut!

Deja el tarro a temperatura ambiente unas horas antes de servir. Puedes, además, degustarlas con helado de vainilla artesanal y, para los más golosos, con una copita de Armagnac.

 
El histórico caramelo Boulet de Montauban (bala de cañón de Montauban), pequeña avellana tostada con una capa de azúcar y recubierta de delicioso chocolate negro (180 g)

boulets-de-montaubanArtesano: Maison Dragées Pecou.

En 1621, el rey Luis XIII ordenó a su ejército disparar 400 tiros de bala de cañón simultáneamente sobre la ciudad de Montauban con la esperanza de obtener su rendición más rápidamente. Fue un fracaso: la ciudad cedió, pero sin rendirse. La leyenda cuenta que el pueblo de Montauban, al haberse quedado sin municiones para sus cañones, decidió derretir panes de azúcar para transformarlos en balas de cañón.

Aunque el pueblo finalmente se rindió, estos eventos le dieron a nuestro confitero la idea de este sencillo pero delicioso caramelo conmemorativo. Una avellana tostada, rebozada en azúcar y luego cubierta de chocolate negro. Le boulet de Montauban, ¡una delicia!

 

¡Disfruta de la Navidad con un poco del Tarn-et-Garonne!